Leyenda de la Diosa Mirthayu

Historia y misterios sobre la Diosa Mirthayu. Aquí le contamos todo sobre su leyenda

Leyenda de la Diosa MirthayuNuestra tienda se llama Mirthayu en honor a la diosa del mismo nombre. Aquí le relatamos su leyenda

Nuestra tienda no se llama Mirthayu al azar, sino que hemos escogido el nombre por una razón concreta, por lo que representa y por el sentido que tiene. Como no podía ser de otra forma, nuestro nombre se debe a la diosa Mirthayu, de origen michú.

LEYENDA DE LA DIOSA MIRTHAYU

Hace muchos años el cacique Tairón, vecino de los michúes, tenía como rutina ofrecer un sacrificio. En uno de ellos apareció de repente una nube que esparcía rayos de mil colores, en cuyo seno se podía ver a una mujer muy hermosa. Tairón y su tribu cayeron de rodillas, dando gritos de alegría, al creer que se les había aparecido el dios al que estaban ofreciendo el sacrificio.

Desde entonces, Mirthayu se convirtió en un ser adorado por los michúes, debido a su belleza y el amor que manifestaba hacia su tribu. Pero un día llegó un gigante llamado Matambo que se encargó de sembrar el terror en la tribu de los taironas. Ante esta amenaza, los miembros de la tribu recurrieron rápidamente a su diosa y le pidieron que interviniera ante el inminente peligro que les acechaba.

Mirthayu hizo caso a estas súplicas y se enfrentó al gigante, que quedó totalmente hipnotizado ante la belleza de la diosa y dejó de acechar a los taironas. Posteriormente, la diosa entregó su alma al creador del universo.

La cabeza de la diosa quedó mirando hacia el oriente, los pies sobre el río Guacacallo, la mirada prolongada al infinito y los dos senos, desnudos y desafiantes, se quedaron como dos pirámides enfrentadas al sol.

ENVÍO A DOMICILIO

Haga su pedido

Llámenos al 669 03 02 89

Se lo entregamos en su domicilio

FORMAS DE PAGO